El Chelsea ganó la FA Cup al derrotar al Mánchester United por 1-0, este sábado en Wembley, gracias a un penalti transformado por el belga Eden Hazard en el minuto 22, después de una falta cometida por Phil Jones sobre el propio jugador.

En una jornada donde todos los ojos estaban puestos en la boda real del Príncipe Enrique en Windsor, a unos 25 km de Wembley, el Chelsea reinó en el campo, para salvar una temporada en la que no se pudo clasificar para la Liga de Campeones al terminar quinto en la Premier League.

Conte acertó en su último partido en el banquillo del Chelsea, ya que el italiano decidió poner como portero titular al belga Thibaut Courtois por primera vez en la FA Cup esta temporada, en lugar de apostar por el argentino Willy Caballero. Courtois mostró sus credenciales con una serie de paradas decisivas.

El United empezó sin su máximo goleador, Romelu Lukaku, ya que el belga no estaba recuperado lo suficiente para ser titular frente a su antiguo equipo debido a una lesión de tobillo.

La ausencia de Lukaku, que entraría más tarde, se notó y el Chelsea se adelantó pronto gracias a Hazard, derribado por Jones cuando se iba solo hacia la portería.

El defensa del United recibió una tarjeta amarilla cuando los jugadores del Chelsea reclamaban roja al ser el último hombre de su equipo.

Hazard engañó a David de Gea en el lanzamiento del penalti, logrando su 18º gol de la temporada. De esta manera, los 'blues' se hicieron con la que ya es la octava FA Cup de su historia.

El Liverpool ya está de vuelta en Inglaterra para continuar su puesta a punto de cara a la final de la Champions League después de haber pasado unos días de desconexión en Marbella. La cuenta atrás para la gran cita contra el Real Madrid del próximo sábado ya ha comenzado y Jurgen Klopp aumentará hoy el ritmo de los entrenamientos en una sesión abierta para los medios de comunicación.


Los jugadores saltarán al césped de Anfield a las 12:00 hora española y poco después el técnico alemán y dos de sus jugadores responderán a las preguntas de los periodistas en conferencia de prensa. Klopp blindó el Marbella Football Center durante sus días en el sur de España para evitar filtraciones pero hoy se espera que el alemán ya dé algunas pistas sobre el once que alineará en la final de Kiev y sobre el estado físico de sus jugadores.

En este sentido, James Milner viajó a Marbella entre algodones tras perderse el último partido de la Premier League ante el Brighton por un problema muscular y hoy se podrá ver si ya está totalmente recuperado para formar el centro del campo junto a Henderson y a Wijnaldum. El resto del once con Salah, Mané y Firmino liderando el ataque parece claro y Klopp espera que la semana extra de preparación que han tenido sus jugadores respecto al Madrid pueda marcar las diferencias el próximo sábado. No obstante, el alemán reconoce que una de sus principales obsesiones es evitar que se repita lo sucedido en la final de la Europa League de hace dos temporadas en la que un Liverpool físicamente hundido perdió 1-3 ante el Sevilla después de haberse ido al descanso con 1-0 a favor.

Plan. Los red tendrá un plan muy parecido al del Real Madrid. Realizarán cuatro entrenamientos en Liverpool durante esta semana para que Klopp pueda resolver las dudas de su alineación y para apurar la recuperación de los tocados. Viajarán a Kiev el jueves (aterrizarán en el aeropuerto Zhuliany) y se hospedarán en el hotel Intercontinental. También realizarán su último entrenamiento antes de la final en el Olímpico de Kiev.

camiseta-nueva-del-chelsea-home-2017-201